Motivación

Ocho pasos para crear una política de trabajo flexible exitosa

Con la llegada de la pandemia, las empresas se han visto obligadas a dejar sus temores a un lado, y se han adaptado al modelo home office que día a día ha venido tomando fuerza en la dinámica de los colaboradores.  

Ahora bien, las políticas de trabajo flexible como horarios laborales con mayor libertad, trabajo remoto o desde casa, entre otras medidas, han sido siempre muy valoradas por las nuevas generaciones, pero muy pocas organizaciones se atrevían a implementarlas.

Cabe resaltar que no solo las empresas consideran este modelo de trabajo como una opción de manera definitiva; según diversos estudios, algunos colaboradores también desean contar con esta modalidad de manera permanente. 

Por lo anterior, UBITS, una plataforma de capacitación corporativa de América Latina, comparte una serie de pasos que pueden resultar útiles para crear una política de trabajo flexible empresarial que ayude a atraer, entrenar y retener a los colaboradores:

1- Describe el propósito: explica claramente el objetivo de la política, es decir, si es para implementar el modelo de teletrabajo, el de trabajo a tiempo parcial desde el hogar, semana reducida, etc

2- Establece el ámbito de aplicación: específica a qué áreas y a cuáles colaboradores aplica la política.

3- Aclara reglas y responsabilidades: establece los deberes, obligaciones y responsabilidades de los involucrados. Por ejemplo, los límites mínimos y máximos en los horarios de entrada y salida de los trabajadores con jornada flexible, o los horarios y canales de las ventanas de coincidencia.

4- Determina cuáles son los requisitos de espacio de trabajo y equipos: detalla este punto con respecto a los insumos y el lugar de trabajo. Es decir, ¿qué insumos les brindará la empresa a sus trabajadores remotos?, ¿qué mínimos debe garantizar el trabajador?

5- Establece cuáles serán los canales y los protocolos de comunicación: especifica cuáles serán los medios y los procedimientos para la comunicación online y offline que tendrán los colaboradores.

6- Garantiza la seguridad de la información: detalla los requisitos y prácticas de ciberseguridad que deberán seguir los colaboradores.

7- Establece si se requiere entrenamiento específico en seguridad y salud en el trabajo: por ejemplo, si es preciso que los trabajadores en home office completen una capacitación sobre ergonomía del puesto de trabajo.

8- Aclara cuáles serían las pautas y cláusulas de confidencialidad: debes garantizar que los trabajadores no compartan información privada, delicada o exclusiva de la empresa, por ejemplo, durante sus periodos sabáticos o en las otras actividades profesionales que realicen en el tiempo libre.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver