Innovación

Huertas Inteligentes: la apuesta para fortalecer el aprendizaje rural con tecnología e innovación

Los estudiantes reciben clases de agricultura ecológica, programación, analítica de datos, economía circular, internet de las cosas, entre otras.

La vocación agrícola del corregimiento de Santa Elena, perteneciente a la ciudad de Medellín se fortalece con los aprendizajes y el conocimiento de sus estudiantes gracias al trabajo de huertas escolares denominado Smart Farms o Huertas Inteligentes.

El proyecto se realiza en la Institución Educativa Santa Elena y al trabajo articulado que nació entre Ruta N, la Universidad de los Niños de Eafit, y el respaldo del Colegio San José de Las Vegas.

Los estudiantes cuentan con una huerta inteligente que tiene sensores de humedad, luces ultravioletas que reemplazan los rayos del sol y se controla día a día con datos que son subidos a la nube mediante IoT o internet de las cosas. Además, los estudiantes del corregimiento reciben también clases de agricultura ecológica, programación, analítica de datos, economía circular, internet de las cosas, entre otras.

“Nunca pensamos que este fuera a ser un proyecto con un impacto tan grande y que iba a despertar en los estudiantes esa pasión y ese amor por el campo y sobre cómo la tecnología ayuda a mejorar sus procesos. No solo quisieron participar profesores de biología y tecnología, sino de otras áreas; se fue generando una cultura y una pasión por el proyecto y por eso solicitamos a la Secretaría de Educación que nos aprobaran una media técnica en Operación Agrícola”, dijo la rectora, Silvia Rendón.

Para Carlos Andrés Jaramillo Velásquez, gestor del portafolio Negociar de Ruta N, desde esta entidad se busca inspirar a los nuevos talentos. “Las huertas escolares les permiten a los jóvenes entender cómo interactúan las tecnologías con el agro y gracias a esta iniciativa se logró interesar a los estudiantes en el campo y mostrarles nuevas oportunidades”, precisó. 

En esta institución educativa se incluyó en el currículo escolar una materia llamada Agrotech que se ofrece de 6° a 9°. En este último grado, los estudiantes cuentan con un semillero de investigación donde pueden sembrar y cuidar los cultivos. Y también se incluyó una media técnica en Operación Agrícola, operado por el Politécnico Jaime Isaza Cadavid.

El proyecto de huertas escolares inició desde 2021 y a la fecha han participado 186 estudiantes y 31 docentes de los diferentes colegios que se han articulado al proyecto. En los encuentros entre las instituciones, Ruta N ha participado conectando empresas del sector agrotech para inspirar a los jóvenes sobre las habilidades que están aprendiendo y el potencial que tienen para ser parte de la industria.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver