Finanzas

Compra sólo lo necesario y ahorra mucho más de lo que crees

CRÉDITOS DE IMAGEN: SHUTTERSTOCK

Cuando vamos de compras es muy común dejarnos llevar por las tentadoras ofertas y terminar comprando más de lo necesario. Por eso una buena planificación para saber qué se necesita y cómo ahorrar en esos productos es necesaria para no derrochar dinero.

El presupuesto: el gran aliado para ahorrar

Un presupuesto es una simple guía de lo que puedes gastar según los ingresos que poseas. Para realizarlo, lo primero que debes hacer es un estimativo de lo que gastas y luego podrás evaluar cómo ajustarlo a lo que deberías gastar. Puedes basarte en compras anteriores, quitando todos aquellos productos que no sean necesarios o no sean de compra frecuente, así obtendrás el gasto fijo mínimo y podrás establecer un margen de gasto mensual.

No compres demás: Prepara una lista de compras fija

Ir al supermercado varias veces al mes supone un gran riesgo para los compradores compulsivos pero es necesario en muchos casos. Para evitar pasearnos durante horas por las góndolas y llenando el carro de productos que nunca vamos a utilizar es necesario tener muy en claro lo que se necesita.

En general siempre consumimos lo mismo, acudimos a la misma marca de productos de limpieza, llevamos cierta leche o el yogurt de determinado sabor. Por esta razón es posible realizar una lista estándar, con aquellos productos de suma necesidad que se utilizan durante el mes y dejar un pequeño margen de gastos para aquellos que no son tan necesarios o para darnos un gusto.

Diferentes listas para diferentes compras

No todos los productos duran la misma cantidad de tiempo y eso es algo que se debe contemplar a la hora de desarrollar un presupuesto. Habrá meses que gastarás más y otros menos. Para algunos productos es necesaria una frecuencia en las compras ya que de otra forma se echarían perder, como es el caso de los lácteos o las frutas y verduras, mientras que otros pueden durar meses. Por esto es necesario segmentar la lista según las necesidades y estimar el valor de cada una.

Puedes organizar una lista de compras semanal, quincenal o mensual con distintos productos y anotar en cada una un gasto aproximado. Comprar cosas que crees que necesitas sin estar seguro es una buena manera de gastar demás. Apégate a la lista y luego piensa si quieres algo más. Asegúrate de dejar un pequeño margen de dinero extra que puedas utilizar para algún gusto. Si eres muy exigente con tus gastos, acabarás por dejar el ahorro.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver

¿Quieres triunfar

COMO EMPRENDEDOR?

¡Es gratis!

REGÍSTRATE HOY

¡GENIAL!

¡Bienvenido!

Revisa ahora mismo tu correo electrónico

Te hemos enviado un mensaje para

confirmar que esté correcto.