Emprendedores

5 razones económicas que lo harán pensar dos veces antes de contraer matrimonio

El matrimonio es uno de los sueños más grandes de todas las parejas enamoradas, imaginarse este día puede traer a flote muchos sentimientos de alegría y nostalgia, sin embargo este acto desde un punto de vista financiero no es tan viable.

Después de que una pareja decide dar el siguiente paso, llegan las dudas si se tomó la decisión correcta o por el contrario acaban de cometer su peor error, sin embargo el ámbito económico es en muchas ocasiones subestimado y de este depende en gran medida el éxito o el fracaso del matrimonio.

Más allá de los gastos económicos que se presentan al momento de realizar una boda, como el vestido, la fiesta, la luna de miel, y demás, existen otros aspectos financieros que involucran esta decisión.

Curiosamente la generación Millenial posee una tendencia a posponer el matrimonio, ya que estos tiene un mayor grado de conciencia en temas económicos, esto explica el fenómeno de que actualmente hayan más parejas en unión libre que casadas.

A continuación, se presenta 5 razones a tener en cuenta antes de decir el “sí”:

Costos de un posible divorcio

Paradójicamente es más costo un divorcio que la misma realización del matrimonio, mientras que el costo de una boda varía entre los $8 y los $ 30 millones de pesos en promedio, dependiendo de lujos y condiciones, el procedimiento de divorcio es más costo en la misma cantidad de proporción ya que este incluye temas como pago a abogados, tramites, papeleos en general, entre otros. Igualmente se debe tener presente la cantidad de tiempo que debe invertir en todo este proceso.

La pérdida de beneficios

Claro está, para aquellas personas que reciben ayudas económicas o descuentos, tales como una madre o padre soltero con sus hijos, o en general demás beneficios obtenidos cuando se es cabeza del hogar. Allí también se tienen en cuenta cuestiones como las afiliaciones a seguridad social, salud, pensiones y demás.

Deudas conjuntas

Este es uno de los trámites del matrimonio más molesto, en especial si uno de los dos enamorados tiene malos hábitos financieros y reportes negativos en la historia crediticia, o en el peor de los casos si los tienen los dos.

De igual manera se presentan inconvenientes al momento de decidir quién debe responsabilizarse al firmar el contrato como principal responsable de una deuda. Antes de casarse, considere eso en un posible contexto de divorcio.

Los créditos por naturaleza son incómodos y en la mayoría de veces se convierten en un dolor de cabeza, ahora bien piense como sería tomándolo entre dos personas, con esto la responsabilidad aumenta, la toma de decisiones se vuelve más compleja a la hora de tener en cuenta variables como responsabilidad en los pagos, escogencia de entidades financieras, cuando se presenten los ajustes en el presupuesto y demás, teniendo en cuenta que el responsable del contrato será el más afectado en el momento de incumplir el compromiso.

Manejo de impuestos

Este tema teniendo en cuenta que la carga tributaria tiende a recargarse más en una de las dos partes, incluyendo las propiedades y el patrimonio.

Muchas parejas se han visto afectados cuando se presentan las respectivas declaraciones y cómo se piensa dividirla.

Peleas por dinero

Cuando se toma la decisión de casarse, las personas dejan a un lado su individualidad y comienzan a pensar como una sola persona, sin embargo esto no siempre resulta fácil, sobre todo cuando el juego de intereses está de por medio, pues lo que piensa una persona no puede resultar tan atractivo para la otra.

Por tanto al momento de tomar esta importante decisión se debe estar en sincronía con temas tales como el dinero y las deudas para de esta manera saber cómo sobrellevar los inconvenientes y situaciones que se presentaran después de dar el “sí”

 

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver

¿Quieres triunfar

COMO EMPRENDEDOR?

¡Es gratis!

REGÍSTRATE HOY

¡GENIAL!

¡Bienvenido!

Revisa ahora mismo tu correo electrónico

Te hemos enviado un mensaje para

confirmar que esté correcto.